Hace unos días, durante el Festival de Cannes, algunos miembros de la prensa hemos tenido la oportunidad de presenciar el estupendo resultado del nuevo proyecto del reconocido director Asif Kapadia, por muchos conocido por su brillante film, Senna. Esta vez el personaje central de su obra documental sería, nada más y nada menos que Amy Winehouse.

Solo un par de minutos recorridos en la proyección del film, y ya uno puede predecir la intensidad, la intimidad y la crudeza de lo que por casi dos horas estaríamos viendo.

No es sorprendente que el tono general del documental sea de mucho dolor, de mucha intensidad y emociones muy profundas, lo que sí ha dejado a todo el mundo gratamente impresionado es el nivel de intimidad y la cantidad de material viejo, personal y original que el director ha logrado recolectar entre los amigos y familiares de Amy. Desde su infancia, su adolescencia y sus inicios en el mundo de la música, hasta sus primeros pasos hacia la fama y su turbulenta lucha contra el alcohol, las drogas y relaciones de pareja y familiares nunca antes visto.

Sin duda, uno de los elementos más valiosos de este documental, a parte de la gran cantidad de contenido de video original, es la presencia de contenido musical que jamás fue publicado y que, sin duda, demuestra con mayor claridad el nivel tan complejo y elevado de talento musical de Amy Winehouse.

Amy es un documental que ha dado de que hablar en Cannes. Es un film que ha llegado al corazón de muchos y, sobretodo, de quienes respetamos y admiramos la corta pero absolutamente brillante carrera de una de las mejores cantantes de Jazz y Soul que ha tenido la historia de la música.

Para todos aquellos amantes de la música y el cine documental, esta es una de esas piezas que no se pueden dejar pasar! (Estará en cines en julio).

Aquí les dejo el tráiler:

Comentarios