En los años noventas Kurt Cobain impulsó a Seattle como una capital cultural brillante, desenfadada, irreverente y novedosa, restándole protagonismo a las tradicionales Nueva York y Los Ángeles, por esta razón se anuncia como un regreso a casa. Dos pinturas nunca antes vistas realizadas por el líder de Nirvana, además de un lienzo de la portada del álbum recopilatorio Incesticide (1992), se estrenarán en la Seattle Art Fair, que se llevará a cabo del 3 al 6 de agosto.

La agencia estadounidense United Talents Agency (UTA) tendrá su propio espacio en la feria de arte con su recién inaugurada división de artes visuales. Además de las obras de Cobain, en el lugar también se exhibirán piezas de artistas como Nate Lowman, Elizabeth Peyton, Raymond Pettibon, Mikey Kelley, entre otros.

Se espera que en los próximos años el trabajo de Cobain se transforme en una gran muestra, así como ocurrió con Exhibitionism de los Rolling Stones, que se ha presentado en Londres, Chicago y Sídney. Joshua Roth, director de arte de la firma, explicó a través de un comunicado que, “un equipo de United Talent trabaja en desarrollar un largometraje sobre su vida”, además se planea, “crear una exposición itinerante que realmente narre la historia de quién era Kurt a través de sus obras, objetos personales y memorabilia”.

GHOST FOR SALE.

La hija de Kurt Cobain y Courtney Love, Frances Bean Cobain, sigue los pasos de su padre ya que recientemente inauguró la exposición “Ghost For Sale” junto a la artista británica Lindsey Way (bajista de la banda Mindless Self Indulgence) en la Gallery 30 South de Pasadena, California.

La sensibilidad de Frances Bean se ve presentada en sus acuarelas de figuras fetales de tonalidades verdes, naranjas y rosas, en donde juega con la ilusión de la falta de esfuerzo pero que aún así imprime un estado de ánimo específico a cada dibujo.

Limeade Extract.Limeade Extract (2017).

Comentarios