El pasado viernes 5 de mayo la sala Moby Dick de Madrid se preparó para acoger a la banda toledana Veintiuno.  Más de 200 personas consiguieron llenar el local ansiosos por escuchar su cuarto y último trabajo Grandes Felinos, una cifra que incluso sorprendió a los mismísimos miembros del grupo.

La noche comenzó con Bohem y su pop-rock, que calentó la sala y consiguió entusiasmar a aquellos que no conocían al grupo noruego, para dar paso a unos enérgicos Veintiuno que llenaron la Moby Dick de “ruido y caos”, pero ruido y caos del bueno.

El tema Bocarriba abrió el concierto de la banda manchega para deleite de los allí reunidos, que cantaron a viva voz todas y cada una de las canciones que tocaron: desde El Apetito y Apagón de su anterior EP Nada Parecido a Llama y gasolina o Me gustaría, con el que el Diego (vocalista) consiguió domar a todas las “fieras” de la sala para después hacerlas enloquecer con su potente estribillo.

Tras el éxtasis de Los santos imprudentes y vítores del público, Veintiuno puso punto y final a la noche con el tema Las Voces, uno de los temas más representativos del grupo. Una cita inolvidable para Veintiuno del que, de momento, podremos seguir disfrutando el próximo 20 de mayo en el festival Interestelar de Sevilla y el 8 de julio en el Mad Cool.

Comentarios